Siempre que sea posible, apuesta por productos de temporada”. ¿Cuántas veces has oído esta frase? No solo resultan más económicos sino que, además, están en su mejor momento para el consumo. Así que, aprovechamos el arranque del otoño para reunir a continuación algunos alimentos básicos que esconde la despensa durante esta época del año.

Verduras de hoja verde:
Alimentos como espinacas, acelgas, lechuga, berros, rúcula… aunque podemos disfrutarlas todo el año, lo cierto es que muchas de estas verduras nos ofrecen su mejor momento cuando los termómetros bajan. Son buena fuente de vitaminas, de fibra, antioxidantes…

Coles:
Las crucíferas; coliflor, brócoli, coles de Bruselas, berzas, romanesco, nabos, repollos, lombardas… tienen su momento óptimo ahora. El único problema es que este tipo de verduras no siempre son muy ‘populares’ entre todos los miembros de la familia… Muchas veces esto tiene que ver con la sobrecocción con que estamos acostumbrados a cocinarlas. Con el sistema de cocción Saladmaster podrás cocinar tus verduras sin agua, de esta forma conservaran el 93% de los nutrientes y verás cómo tienen mucho más sabor.

Granada:
Otro alimento que puede alegrar nuestro frutero en otoño es la granada. Es diurética, tiene una gran capacidad antioxidante, aporta vitaminas… ¡súper saludable! Puedes comer sus granos al natural, o bien en zumo, o usarlos como ingrediente para infinidad de preparaciones. Queda muy rica, por ejemplo, en ensaladas, aportando un toque muy crunchy, así como en repostería, guarniciones…

Castañas:
Simplemente hechas en el grill de Saladmaster, resultan un snack de lo más saludable. Y es que las castañas son fuente de vitaminas, minerales, su índice calórico no es demasiado elevado (curiosamente, a pesar de ser un fruto seco, su propiedades nutritivas son más parecidas a las de un cereal). Puedes usarlas para preparar puré, sopa o crema, como ingrediente de flanes, souflés, bizcochos… ¡sus posibilidades son infinitas!

Calabaza:
El otoño también sabe a calabaza. Un fruto lleno de propiedades beneficiosas; es rica en agua, en fibra, en carotenos y tiene una baja densidad calórica. Además, en cocina resulta especialmente versátil porque el sabor dulzón de su pulpa hace que sea igualmente adecuada para recetas de repostería (tartas, bizcochos…), así como para platos salados. Y además con nuestro cortador de verdura vas a poder pelarla y cortarla en un momento.

Boniato:
Podemos disfrutar de este tubérculo, propio de los meses más fríos, en forma de purés y cremas, en recetas de repostería y queda también muy rico cocinado en forma de bastones alargados, como si fueran patatas fritas.

Setas:
Las reinas de los bosques, muchas de ellas son auténticos manjares, capaces por si solas de dar personalidad a cualquier plato: a la plancha, salteadas, guisadas, en revueltos o risottos… Si sales al campo a cogerlas, es importante conocerlas bien y, en caso de duda, desecharlas. Evitarás problemas si las compras en tu frutería de confianza.

Seguro que nos dejamos muchos alimentos estrella de los meses de otoño, pero si consumes de forma habitual estos que te hemos nombrado ya estarás haciendo una gran cocina de temporada. Si no sabes cómo añadir a tu día a día estos alimentos o quieres que te ayudemos a cocinarlos contacta con nosotros.