Hoy en día, todo el mundo se atreve a hablar de nutrición, pero no nos damos cuenta de que cada persona es un mundo y con unas necesidades diferentes.”

Hoy entrevistamos a Judit Pernia Juscafresa, Dietista e Ingeniera Agroalimentaria. Le hemos preguntado sobre diferentes temas que nos encontramos en el día a día y que podemos aplicar hoy mismo para mejorar nuestro bienestar.

Cuéntanos brevemente cuál es tu formación y/o especializaciones.

Soy Dietista e Ingeniera Agroalimentaria de formación. Desde bien pequeña he estado vinculada con el mundo de la alimentación a través de una empresa familiar de mis padres. Mis padres tenían carnicerías y siempre recuerdo cuando íbamos a comprar la carne a payeses de la zona para poder ofrecer una carne de calidad. Por eso, primero hice la Ingeniería Agroalimentaria y luego quise profundizar en el mundo de la salud a través de la Dietética.

Curiosamente, viniendo del mundo de la carne, me he especializado en Nutrición Clínica Vegetariana y Vegana en el Instituto de Ciencias de la Nutrición y Salud. Detecté que hay un consumo demasiado elevado de productos animales, y para mi tiene un sentido ético, medioambiental y de salud poder reducirlo. ¡Las plantas nos aportan infinidad de beneficios para la salud y debemos aprovecharlo!

También, trabajo con técnicas de Mindful Eating para tener una buena relación con la comida y no vivir en modo “dieta” toda la vida, indispensable para conseguir mantener la salud a largo plazo. Además, me apasiona todo lo relacionado con los alimentos y el envejecimiento. A mis pacientes les aconsejo introducir ciertos alimentos antioxidantes que les ayudarán a proteger sus células y envejecer de forma saludable.

¿Por qué es bueno acudir a un nutricionista en vez de buscar soluciones por nuestra cuenta?

Hoy en día, todo el mundo se atreve a hablar de nutrición, pero no nos damos cuenta de que cada persona es un mundo y con unas necesidades diferentes. Y esto, solo puede valorarlo un profesional de la salud. No todo sirve para todos y es necesario personalizar. A unas personas les sentará muy bien comer pan integral, pero a otras personas con alguna patología intestinal, a lo mejor tanta fibra no les irá bien. A unos les funcionará mejor una dieta más carnívora, y a otros una más vegetal. Comemos cada día varias veces, y esta constante afecta a nuestra salud a diario. Por eso, es importante asegurar con un profesional que comes de forma adecuada.

¿Qué peligros existen en las dietas que podemos encontrar en Internet u otros medios?

Personalmente no creo en las famosas “dietas milagro”. Si fueran tan milagro no habría personas a dieta toda su vida… Es cierto que existen ciertos protocolos de alimentación que se siguen en casos de patologías concretas. Pero, desde mi punto de vista y experiencia, las típicas dietas para perder peso solo sirven para crear obsesiones y mala relación con la comida. Nuestros ancestros no seguían dietas y estaban muy saludables.

Tenemos que pensar, que menos del 10% de las personas que se ponen a dieta, logran mantener el nuevo peso al cabo de unos años. Esto ya demuestra la efectividad de “ponerse a dieta”.

¿Todas las personas asimilan igual los nutrientes?

No, cada persona es un mundo y dependerá de varios factores como son el estado de su sistema digestivo y la adaptación que tenga. Por ejemplo, una persona con inflamación y permeabilidad intestinal es posible que tenga déficit de algún nutriente. Otro ejemplo, sería el de una persona vegetariana que consuma poco hierro y su sistema digestivo se haya adaptado para absorber más hierro de los alimentos y minimizar su excreción.

¿Cuáles son los productos que nunca deberían faltar en nuestras despensa y nevera?

¡Frutas y verduras de todos los colores y formas! Sigas el plan de alimentación que sigas, los vegetales no deberían faltar nunca ya que nos aportan muchos micronutrientes indispensables para nuestra salud.

¿Cómo podemos mejorar las defensas naturales ante virus y otros?

Para potenciar el sistema inmunitario, tenemos que comer con frecuencia alimentos ricos en vitaminas C, minerales como el Zinc y antioxidantes. Por ejemplo: el pimiento rojo (muy rico en vitamina C), el kiwi, la naranja, los arándanos (rico en antioxidantes), el brócoli, la carne de ave, los crustáceos, los champiñones, los shiitakes, el ajo o la cebolla.

Para tener un sistema inmune saludable es básico tener el intestino en buen estado, potenciando la microbiota intestinal saludable. También es importante no olvidarnos de tener una buena gestión del estrés, estar en contacto con la naturaleza, dormir bien y realizar ejercicio físico frecuentemente.

¿Cuál es el desayuno ideal para un niño en edad escolar?

Cada caso se tiene que personalizar, pero en general podríamos decir que no pueden faltar proteínas de calidad como las del huevo, carbohidratos complejos, grasas saludables y algo de fruta. Un ejemplo podría ser unas tostadas integrales con guacamole y huevos poché, y acompañado con 2 mandarinas.

¿Cuáles deben ser los horarios ideales de las comidas?

No existen los mismos horarios para todos, ya que dependerá del estilo de vida de cada uno. Pero sí es interesante dejar descansar el sistema digestivo entre horas. Yo soy partidaria de respetar el ciclo circadiano; desayunar temprano, una buena comida al medio día, y algo más ligero dos horas antes de ir a dormir. En mi caso es ideal desayunar a las 8h, comer a las 13h y cenar a las 20h. A media tarde o cuando se tenga hambre podemos comer una fruta o frutos secos.

¿Cuál es la mejor hora para hacer ejercicio?

También depende de cada persona y del tipo de deporte que se haga. Al final lo más importante es hacer algo de deporte cada día y ser constante. Por la mañana es interesante realizar ejercicios más activos y por la noche practicar algo más relajante como el yoga. Pero, si no hay dificultad para conciliar el sueño, por la tarde también está bien. Lo importante es moverse.

¿En qué grado es importante la alimentación para conseguir un buen rendimiento deportivo?

¡Es básico! Sin duda alguna, con una alimentación optimizada se consigue un rendimiento deportivo mucho mayor. Además, con el ejercicio intenso se crean más radicales libres y el estrés oxidativo que se genera se debería compensar con una alimentación rica en antioxidantes.

A la hora de hacer la compra, ¿en qué debemos fijarnos?

En que la base del carrito esté llena de vegetales de todo tipo (frutas y verduras variadas). Que no falte algo de legumbre y proteínas de calidad. Debemos dar más prioridad a los productos frescos, que serán los que conserven mejor todos sus nutrientes.

Para entender el etiquetaje de los productos, es interesante acudir a una dietista para que te asesore sobre cuales son los mejores procesados y cuales es mejor descartar. La clave es encontrar aquellos productos con el menor número de ingredientes posible y saber cuáles son de calidad.

Después de las palabras de Judit, hoy mismo puedes empezar a mejorar tus hábitos, si quieres que ella o uno de nuestros profesionales te acompañe en el proceso no dudes en ponerte en contacto con nosotros.