Los antioxidantes son sustancias que ayudan a prevenir la oxidación de las células y pueden proceder de extractos naturales, alimentos con alta composición en activos o de productos químicos. La oxidación celular destruye las células, y esta se produce como consecuencia de la acción de los llamados radicales libres.

Los encargados de neutralizar a los radicales libres son los antioxidantes, unos activos entre los que se pueden encontrar enzimas, vitaminas, sustancias activas de alimentos y productos naturales. Ellos son los encargados de atrapar a los radicales libres para que no circulen por nuestro organismo y se evite su perjudicial efecto sobre nuestra salud.

Seguir una dieta variada, de temporada y llena de color, es una manera fantástica de incrementar la presencia de antioxidantes en el organismo y contrarrestar los efectos negativos de la ajetreada vida actual.

Incorpora en la dieta alimentos crudos y frescos (ya sea comiendo fruta fresca o verdura cruda en una ensalada) porque los antioxidantes son sensibles al calor y se pueden degradar durante la cocción. Con el sistema de cocción SALADMASTER puedes cocinar las verduras sin agua y a baja temperatura para que conserven el máximo de nutrientes y minerales.

Los antioxidantes que una mujer debe tomar son:

Vitamina E
Se trata de una vitamina antioxidante que mejora la salud hormonal. Así mismo, contribuye a reducir la anemia, mediante la prevención del daño oxidativo en los glóbulos rojos, por lo cual es muy beneficiosa para las mujeres con menstruaciones abundantes. Las principales fuentes de este nutriente son los aceites vegetales crudos, los cereales integrales, las verduras de hoja verde y los frutos oleaginosos sin tostar: nueces, almendras y semillas de lino, calabaza y girasol.

Vitamina C
Es uno de los antioxidantes más importantes: mejora los niveles hormonales y aumenta la fertilidad en mujeres con problemas en la fase lútea porque incrementa los niveles de progesterona de manera natural. Lo podemos encontrar en los cítricos, la col, el pimiento rojo, el brócoli, los arándanos, la patata, el tomate y el kiwi.

Coenzima Q10
La coenzima Q10 da energía a las células (incluso las del sistema reproductor femenino). Sus niveles disminuyen de manera natural con la edad, sobre todo a partir de los 35 años, por lo cual, su aportación resulta imprescindible a medida que pasa el tiempo. La puedes encontrar en alimentos de origen animal, como los pescados grasos, marisco y vísceras, pero también en verduras de hoja verde, zanahorias, legumbres, semillas…

El ejercicio es la otra forma natural de evitar la oxidación. En realidad, los esfuerzos producen un aumento de los radicales libres, pero de forma que el cuerpo reacciona produciendo más antioxidantes endógenos.

Si quieres que te asesoremos para hacer un cambio en tu vida ahora es el momento de ponerte en contacto con nosotros. Nos puedes llamar al 931 78 00 65 o enviar un email a central@healthandcook.es